El espectáculo debe continuar si, pero sabemos que no a cualquier precio

Estudios y grandes empresas se encuentran en la necesidad de garantizar que sus trabajadores puedan contar con la protección necesaria, por lo que el entretenimiento, ya no se dará a cualquier precio. Así lo señala Mireia Vilanova quien se desempeña como productora independiente, pero además es en la actualidad la coordinadora de distribución para América Latina en Entertainment One USA.

Con respecto a tal planteamiento, es importante destacar que el impacto generado en la actualidad por la Covid en Hollywood no cuenta con algún precedente. Tras ello, se debe considerar que la industria del cine y de la televisión ha venido empleando de forma directa alrededor de 892.000 personas; y aunque se desconocen con exactitud las cifras de empleos que se han perdidos desde el momento en el que se dio inicio a la pandemia, los datos indican que la tasa de desempleo al menos en el Condado de Los Ángeles se ubica en un 19%.

Para dar continuidad a las recomendaciones, la industria de Hollywood se vino ajustando casi en su totalidad hasta mediados del mes de marzo, en consecuencia, cerraron cines, estudios y oficinas, parando sus rodajes. Y ello sencillamente con la idea de garantizar la salud. Más allá de ello, y debido a la labor de diversas instituciones, estudios y gremios, que se vieron en la obligación de establecer parámetros bastante estrictos, la producción en Los Ángeles pudo reabrir durante el mes de junio, y en el caso de Nueva York durante julio, pero eso no es todo lo que resta por hacer. Todo se ha convertido en un gran sacrificio, pero no están conscientes que no existe producción más relevante que la conservación de la vida humana.

Y en el caso de la gestión de Barcelona…

Luego de conocer los resultados de la crisis que vivió Italia durante el mes de marzo, parte de ese foco encontró su centro en España y sobre todo en Barcelona, luego de la situación crítica por la que se pasó durante el pico de la pandemia. Ante ello, se hicieron virales vídeos de los vecinos que cada día aplaudían al personal sanitario, imágenes de enfermeras llorando dentro de los hospitales o los relatos de los familiares quienes explicaban su situación.

Siendo de esta manera, gran parte de la cobertura mediática encontró su centro en el desbordamiento temporal que se estaba viviendo en el sistema sanitario, haciendo énfasis en el impacto de la crisis de la Covid en Barcelona, el mismo fue visto como una lucha y un sacrificio generalizado de la población, quien se dedicó a respetar unas normas que nunca se pudieron haber impuesto en los Estados Unidos. En medio de todo, es comprensible la poca cobertura que se centró al mundo del entretenimiento, aunque medios especializados de Hollywood se han hecho eco del nuevo cierre de cines en la ciudad de Barcelona como consecuencia del repunte de casos.

Barcelona y una propuesta

Y también al resto de las ciudades de España, en donde los gremios no cuentan con el mismo peso que en Hollywood, las mismas deben asegurar que la necesidad de la reapertura de la economía se haga presente, y con ello esta industria, y de esta manera no poner en riesgo a los miles de trabajadores que dependen de ello.

Se hace necesario que el personal que proviene de otros países pase controles muy estrictos a fin de asegurar que la población local no se vea afectada. Pero también, los estudios y las grandes empresas se encuentran en la obligación de garantizar que sus trabajadores en todos los ámbitos del entretenimiento puedan contar con la protección que necesitan, protocolos de detección y respeto de las normas de seguridad, aunque todo eso pueda suponer un incremento de los presupuestos.